Discos Caracas

La Vida Boheme

La Vida Boheme

Nuestra (2010), fue una bendición y una maldición a la vez”, explica Henry D’Arthenay, líder de La Vida Boheme, refiriéndose al primer disco de la banda. “Nos llevó mucho más lejos de lo que nadie esperaba, y a la vez nos llenó de tantos compromisos promocionales que nunca encontrábamos el tiempo para entrar a grabar el segundo disco. Cuando había un poco de paz era como que ‘listo, el mes que viene entramos al estudio’ y el mismo día llegaba un mail diciendo ‘¡muchachos!, el mes que viene nos toca promover en México! Era frustrante.”

 Por esta razón La Vida Boheme tuvo que hacer un paro forzoso de todas las actividades que había detonado Nuestra para poder empezar a dar forma a lo que sería su segunda placa discográfica: Será (Discos Caracas, 2013 – inédito).

 La banda, que además de Henry D’Arthenay está formada por Sebastián Ayala, Rafael Pérez Medina y Daniel De Sousa, estaba exhausta. “Estábamos hartos de tocar Nuestra, así fuera en otros países. AMAMOS ese disco, pero ya íbamos a tres años tocando lo mismo todas las noches (…)”

 Cuando se le pregunta por el sonido de Será, D´Arthenay explica que “quería que sonara a ‘nosotros’ y, en esa búsqueda nos encontramos de frente con nuestras raíces.” Sin embargo es rápido aclarando que el neo-folklore no juega papel alguno en Será: “no. Esto no es neo-folklore. ¿Existe el neo-folklore, realmente? El término no pareciera evocar a Vytas Brenner o la Onda Nueva sino a versiones de canciones llaneras con guitarras eléctricas. No refleja una actualización de nuestro folklore sino un truco legal para salir en la radio. Por eso: no. Estas canciones no son neo-folklore, como tampoco lo fueron las canciones de Vytas ni de Aldemaro Romero. Me gustaría pensar que estamos intentando seguir con el trabajo que ellos dejaron. Me gustaría pensar que estamos intentando integrar nuestro folklore  de una manera más natural en un esquema moderno.

 A nivel lírico Henry define a Será como “(…) la celebración de la vida en Venezuela.. Desde lo escabroso hasta lo hermoso. Es la celebración de la llama que nos llevará a renacer de las cenizas.”

 Romanticismos de los autores aparte, Será está conformado por 15 pistas de audio que se pasean por la electrónica, rock, punk, disco, merengue, vals, calipso, joropo y la trova. Las letras son tristes, pero la música te obliga a mover los pies. Es un recordatorio de que en nuestro país bailamos hasta en los velorios… de que hasta lloramos con ritmo.

 La presión de dar continuidad a lo que según muchos fue el disco debut más importante de la historia reciente del rock venezolano (Nuestra), no afectó tanto a los integrantes como las consecuencias de crecer como banda. “Las discusiones y peleas tenían mucho más que ver con la forma en que pagábamos las cuentas que con la música… Al entrar al cuarto y tomar los instrumentos nada más importaba… ni siquiera si lo que hacíamos sería mejor o no que Nuestra. Eso creo que nunca estuvo en la mesa.”

Y es que las diferencias con su trabajo anterior son amplias, aunque mantienen en espíritu la esencia de La Vida Boheme. D’Arthenay lo explica mejor: “Si Nuestra era un intento por traducir lo que veíamos afuera para adentro, Será es un intento de traducir lo que hay adentro para afuera.” 

Info de Contacto

César Elster
Móvil: +58-4126298130
Correo: presidencia@discoscaracas.com